20/10/2020 - Edición Nº685

Política | 4 oct 2020

SOCIEDAD

“Aterrado es poco”: El desesperado pedido de un padre 

En su patio recibe piedrazos producto del ataque de las famosas “gomeras”. Asegura que su pequeño no perdió un ojo apenas por 10 centímetros. 


Por:
CAÑUELAS AL DIA

Jonatan Burgos, además de ser un reconocido músico local, es un padre preocupado y un vecino del Barrio Los Fresnos que padece del ataque de los piedrazos con gomeras. 
 

En su cuenta de Facebook compartió lo que vive a diario y lo tiene “aterrado”. 
 
“Aterrado es poco. No puedo salir al fondo de mí casa. Vecinos que suben sus paredones por protección. Peleas diarias, pedidos y súplicas para que dejen de tirar ... Y nada.  
¿Qué tengo que hacer? Cada vez que corto el pasto junto un balde chiquito de piedras de gomeras.  
Mi hijo Enzo me dice, "Papá, ¿escuchaste ese silbido?" y veo la piedra rebotar atrás nuestro (...)"

 
Jonatan comentó que solo por 10 cm y “algo de suerte” o la mano de Dios (según en lo que crea cada uno) u niño no perdió el ojo. 
 
“(...)Hemos estado de picnic en el fondo de casa hace unos días (porque es lo único que podemos hacer porque estamos aislados) y veo que cae una piedra ... Estoy aterrado”. 
 
Ante lo que vive diariamente es que se decidió expresarlo y reflexionar entre todos diciendo: “Qué hago? ¿Qué hacemos?; ¿Qué hacemos como padres? ¿Como sociedad? ¿Quién me ayuda?” 

En lugares como Córdoba, se realizaron campañas educativas desde las Escuelas y en los medios de comunicación para que a los niños les llegue el mensaje de que está muy mal “jugar a matar” y aun más aplicarlo en la cazar animales como un pésimo habito de juego, por ejemplo. En otros casos se supo que es una actividad que realizan para notar si en esos patios/casa hay gente en el momento y poder entrar a robar. 
 
La Gomera no es un juguete y es claro que esto debería ser inculcado desde los adultos mayores responsables de esos niños.  

MÁS NOTICIAS