18/09/2020 - Edición Nº653

Interés General | 16 sep 2020

JUSTICIA

Escándalo en el Concejo Deliberante

El pedido de informe que había sido aprobado por unanimidad, donde se solicitaba al Juez Rizzo detalles sobre los delincuentes que serían dejados en prisión domiciliaria por la pandemia, estuvo "cajoneado" cuatro meses.


Por:
CAÑUELAS AL DÍA

En el día de ayer compartimos una nota donde decía que Los concejales habían presentado en el mes de mayo un pedido de informes sobre los casos de prisiones domiciliarias. 
 
Desde el Concejo Deliberante expresaron sus condolencias a la familia y luego recordaron que, el 5 de mayo se había aprobado por unanimidad este pedido de informe que se dirigía tanto a la Procuración Provincial y al Patronato de Liberados, como al Juzgado de Garantías N°8 a cargo del Juez Martín Miguel Rizzo.   

Es más, el día 10 de septiembre, dos días después de que Mirta Barcia haya sido asesinada en la puerta de la casa de su hermana, se sesionó en el HCD con carteles pidiendo justicia. 
 
Pero había un detalle más que importante, desde la secretaría del HCD, nunca se había hecho llegar a Juez Rizzo el pedido de informe. 
 
La repercusión de la nota hizo que, en el día de ayer, rápidamente se envíe un pedido al Juzgado de Garantía N°8 firmado por el secretario Guillermo Proh. En el mismo detalla que en la fecha de la sanción el Juzgado “por razones de público conocimiento debido a la pandemia”, no había sido entregada en tiempo y forma. 
 
En comunicación con Cañuelas al día, Claudia Pelereteguy, una de las autoras del Proyecto aprobado expresó su indignación. 
 
“Nos habían dicho que se había mandado. Pero pedimos el expediente y vimos que no había sido enviado. Todos los organismos que estuvieron cerrados por la pandemia tenían una via de comunicación”, explicó Pelereteguy. 
 
Por la muerte de Mirta Barcia hay tres detenidos. Uno de ellos es JUAN PEDRO CORVALAN, quien es señalado como presunto autor. Él estaba detenido desde el 27 de abril de este año por una causa (IPP 06032175/19) relacionada con la venta de estupefacientes y fue beneficiado por el Juez de Garantías Martín Miguel Rizzo con la prisión domiciliaria. Él, al igual de cientos de presos, salieron a las calles durante la pandemia. 
 
Como parte de las respuestas que solicitaban los concejales, los organismos debían explicar sobre cómo sería el monitoreo que se iba a efectuar sobre los beneficiados. 
 
La Policía aseguró que cuando pasaba el control, Corvalán estaba en su casa. el delincuente no tenía tobillera electrónica. 
 

NOTICIAS RELACIONADAS