12/08/2020 - Edición Nº616

Interés General | 30 jul 2020

SERVICIOS

Su hija es electrodependiente y reclama por las fallas del servicio

En la zona del barrio La Unión, las bajas de tensión y los cortes son constantes.


Por:
CAÑUELAS AL DÍA

Solange Ponce es madre de Danira, una niña de un año y cinco meses que es electrodependiente. Junto a su pareja y seis hijos viven en el barrio La Unión, en Calle Aguado entre Kennedy t Berrueta para ser más precisos. 
 

La Electrodependencia es la condición de las personas que requieren de un suministro eléctrico constante y en niveles de tensión adecuados para alimentar el equipamiento que, por prescripción médica, les resulta imprescindible para vivir. 
 

En argentina existe la ley (27.351) que establece la gratuidad del servicio eléctrico para los usuarios electrodependientes. El beneficio aplica a todo ciudadano inscripto en el Registro de Electrodependientes por Cuestiones de Salud.  
 
Los trámites del ENRE sólo aplican a usuarios de EDENOR y EDESUR. La empresa EDESUR, se toma de este punto para aclarar que la madre de la niña no es cliente de la empresa y que necesita regularizar su situación para poder “ayudarla”. 
 
Solange utilizó sus redes sociales para exponer lo que vivía a diario con su beba, la cual tiene además desnutrición crónica, parálisis cordal, retraso madurativo e hipotiroidismo nervioso. 
 

La mujer explica que con Edesur es todo un trámite sin fin de llevar papeles, que nunca le son suficientes a la empresa, agregando que ahora en pandemia, no hay persona física a quien reclamarle ayuda. 
 
El barrio tiene la característica de tener muy baja tensión, además de una serie de cortes constantes que los dejan a todos expuestos al peligro y en el caso de ellas a situaciones catastróficas. 
 
La bomba a la que está conectada la niña solo tiene cinco horas de respuesta extra ante caso de cortes. “Me cansé de ir a Edesur para que me pongan el medidor”, dice explicando que la historia no tiene fin. Sin medidor no hay reclamo, sin reclamo no hay apoyo y sin ayuda no hay calidad de vida para esta niña y su familia, que ya de por si viven en situaciones muy precarias. 
 
Otro de los reclamos es a nivel municipal. Tanto la familia de Solange como sus vecinos necesitan que finalmente se abra una calle que está cerrada y se realice mantenimiento en la zona. Actualmente tener que salir y entrar a su casa es una odisea.
 
Ante el pedido de Solange al aire en FM Cosmos, desde el municipio respondieron que iban a ponerse a trabajar sobre el caso. Mientras tanto Danira aun depende del pésimo servicio que la empresa brinda en esta zona. 

MÁS NOTICIAS