29/10/2020 - Edición Nº694

Interés General | 27 abr 2020

CORONAVIRUS

“Carta para mi querida familia y amigos"

“Si en algún momento me toca perder esta batalla no quiero dejar de agradecerles a todos los que me escriben dándome una palabra de aliento”. En primera persona cuenta como son sus horas dentro del Hospital.


Por:
CAÑUELAS AL DÍA

Carta de la Dra. Micaela Iñiguez (MN:165690-MP:337467):

“Ante todo, quiero q sepas q me encuentro bien y todavía en pie... a pesar del difícil momento por el que estamos atravesando! 

¡No suelo escribir mucho... pero hoy me tocó un día de descanso y tuve la necesidad!  

No les voy a negar que por momentos pienso q(que) no puedo más.. y empiezo a llorar, pero pasa... y allí estoy nuevamente arrancando otra guardia en el hospital... con una realidad palpitando descorazonada... 

¡Unos ojos que últimamente reflejan más daños que años en esta profesión!  

Muchas veces me siento indefensa, como si desde el día que me recibí de médico hubiera estado trenzando una honda infinita que me impulsaría a este ring donde me espera Goliat... y yo sin una piedra.... 

¡Aprendí muchas cosas en medicina... entre ella la escala del dolor en los pacientes! Pero nadie me enseño en la facultad como consolar el dolor de perder y ver sufrir a tus compañeros que se encuentran dentro del combate contra este enemigo biológico invisible.... como tampoco el que le generas a tu familia y seres amados a través de la preocupación que les ocasiona tenerme en primera línea de riesgo!  

Cuantas veces dije “tóme 1 mg por kg de peso... o 500 mg cada 12hs..” pero hoy me pregunto: cuánto pesa la culpa???? La culpa que siento en generarles miedo y preocupación. 

¡Por todo ello les pido perdón! Y si en algún momento me toca perder esta batalla no quiero dejar de agradecerles a todos los que me escriben dándome una palabra de aliento, a los creyentes que rezan por mí, a los que están pendiente si necesito algo, a los q me aplauden a las 21hs (y no de forma hipócrita)... porque aunque hoy no nos podamos besar ni abrazar una palabra de aliento o sonrisa es analgésica y les aseguro que su efecto es dosis dependiente y no tiene techo... 

El afecto que me brindan es la bensodiazepina de inicio de acción más corta y de semivida más larga!  

GRACIASSSSSS!!!!!!  ¡Humildemente Mica! "

#vosquepodesquedateencasa 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: La carta de la amiga del DR. Bornes que le tocé estar en el Hospital Regional cuando entró a urgencias su amigo.HACÉ CLIK ACA!

MÁS NOTICIAS