29/03/2020 - Edición Nº480

Interés General | 21 mar 2020

SALUD

Otras enfermedades en tiempo de Coronavirus

Se había quedado sin insulina. Sin oficinas abiertas de su Obra social y farmacias con filas interminables, pasó horas de terror pensando que no iba a poder ponerse su medicación. Enterate el final de esta historia.


Por:
CAÑUELAS AL DÍA

En medio de la pandemia del coronavirus, a un paciente considerado de riesgo por su edad y por su enfermedad, les venían suspendiendo los días de consultorios y se estaban quedando sin insulina. 
 
El hombre no figuraba en el padrón de insulinosdependientes de PAMI por un error de sistema. Recién el miércoles iba a poder acercarse a la oficina de PAMI para regularizar su situación, pero iba a pasar 5 días sin insulina. 
 
Regularizar la situación del hombre, entre oficinas cerradas por la pandemia era casi imposible. En las últimas horas desde PAMI Cañuelas se había dado aviso de que se había tomado como medida de prevención para cuidar a personas adultas, priorizara la atención telefónica y via whatsapp para resolución de tramites del organismo.  

(Atención telefónica al 2226422930   - Atención virtual via whatsapp 2226633627) 

 
Otro de los inconvenientes que tenía el hombre es que las farmacias no suelen contar con el stock de esta insulina por el elevado costo. Por lo que generalmente funcionan por pedido a las droguerías, pero el hombre se estaba quedando sin tiempo. 
 
Rápidamente se puso en contacto con este paciente el encargado de PAMI Cañuelas, Ricardo Aristegui, quien se comprometió a resolver la crisis. El Dr. Moldes a cargo de las Emergencias del Hospital Marzetti y la Medica diabetóloga Victoria Villarolo. Todos armaron una cadena de solidaridad para que este paciente no quede sin su medicación, de la que básicamente depende su vida. 
 
El paciente logró que un médico le hiciera la receta para acceder a su medicación. En la farmacia no se la pudieron dar. Como el caso de Juan Carlos Perez, son muchísimos los afiliados de PAMI Cañuelas que quedaron en la misma situación, cuando supuestamente la actualización del sistema para que se crucen los datos entre obra social y farmacia debía hacerse automáticamente.. 
 

Finalmente fue la Doctora Villarolo quien le dio acceso a Juan Carlos de dos lapiceras para que pueda inyectarse su insulina. De este modo, se comprobó que el sistema de emergencia sigue funcionando pese a que todos los ojos están puestos en el Coronavirus. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NOTICIAS RELACIONADAS