01/06/2020 - Edición Nº544

Política | 1 mar 2020

POLÍTICA

Alberto Fernández en el Congreso

io por inaugurado el período 138 de las sesiones legislativas. Varios Cañuelenses se hicieron presentes entre la militancia. En un palco estaba la Intendenta Marisa Fassi. Hizo hincapié en el proyecto que enviará al Congreso sobre el Aborto.


Por:
CAÑUELAS AL DÍA

Al mediodía del Domingo, el Presidente Alberto Fernández se presentó en el Congreso de la Nación para dar por inaugurado el  período 138 de las sesiones legislativas.

Fuera del Congreso lo esperaba la militancia, entre ellos varios Cañuelenses compartieron sus fotos en las redes sociales. 
Por otra parte en los palcos, hubo lugar para los invitados especiales, entre ellos el ex concejal local Rodrigo Ruete (actual subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía) y la Intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi.

Fernández habló por más de una hora. A su lado estaba la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner.

Sin hacer grandes anuncios económicos, Alberto Fernández se refirió al respecto de los precios diciendo: "Pusimos cierto freno a la inflación, pero debemos dejar atrás la maldita inercia de la remarcación".

En otra parte de su discurso dijo: “La constitución me ordena dar inicio al año legislativo a través de un discurso. Pero quiero que todos sepan que no estoy aquí tan solo enlazando palabras de ocasión. Con este discurso vengo a darle a mi palabra el valor del compromiso. Vengo a contarles, según lo entiendo, en que lugar estamos parados como sociedad. Cuáles son los riesgos que nos acechan y cuáles las fortalezas a las que podemos recurrir para poder avanzar (…)” y remarcó la idea de “cambiar el rumbo” en el que el país venía transitando.

El Presidente dijo que desde que asumió  ha encontrado “una situación extremadamente delicada” y habló de “divisiones profundas”.

Luego hizo un repaso por distintos aspectos de la economía actual en base a lo recibido el 10 de diciembre hablando de un “Estado debilitado” donde entre otras cuestiones, “Se lastimó la relación con los trabajadores del Estado, postergados por la llegada de supuestos gerentes de alta calidad que fueron recompensados con sueldos que el resto de los empleados no recibieron (…)”. “Frente a esta situación dramática de destrucción, hemos elegido a la solidaridad como viga maestra de la reconstrucción nacional”, dijo a los presentes ante la mirada atenta de CFK.

Agradeció a los Legisladores por apoyarlo en la “oportuna sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva”, aclarando que “ha sido el punto de arranque muy necesario para tomar medidas urgentes en estos primeros días de gobierno, que estuvieron destinadas a recomponer la capacidad de consumo de los sectores más desprotegidos”.

Mencionó las medidas que lograron realizar en estos días de mandato, explicó que se hicieron luego de abordar “el problema que más nos preocupaba: terminar con el hambre que sufren millones de argentinos”.

“La lucha contra el hambre es nuestra prioridad. Porque comer no puede ser un privilegio”, fue otra de las frases más resonantes.

En otra parte del discurso manifestó “Casi un millón de familias ya son titulares de la tarjeta AlimentAR, incluyendo a un millón seiscientos mil niños y niñas de 0 a 6 años, embarazadas y discapacitados con AUH, que logran el acceso a una canasta alimentaria de calidad, con leche fluida, verduras, frutas, carne y otro tipo de alimentos frescos.

En todo el país comienzan a surgir ferias de la economía social y la agricultura familiar, almacenes y comercios de barrio que ven cómo crecen sus ventas y ofrecen -de modo solidario- descuentos y promociones a los titulares de la tarjeta Alimentar.


El Plan Argentina contra el Hambre, así lo hemos llamado, es también una herramienta para motorizar la economía de abajo hacia arriba. Una cadena virtuosa, que acerque a productores y consumidores en comercios de proximidad, para que la inyección de más de 70 mil millones de pesos anuales (más de 1.000 millones de dólares) que representa la tarjeta AlimentAR quede en los pueblos de nuestra Patria.

Lo queremos impulsar con un criterio federal: lo potenciaremos de modo complementario con el Programa “Pro Huerta”, que permitirá el establecimiento de más de 200.000 huertas familiares en todo el país.

Por supuesto que todo este esfuerzo sería incompleto si no desarrolláramos herramientas más eficaces para hacer un seguimiento estricto de la evolución de los precios”.


Al respecto, dijo que van a “fortalecer los mecanismos de defensa del consumidor y lealtad comercial”.

“Que los precios dejen de crecer en Argentina es una responsabilidad de todos. El Estado, este Gobierno Nacional, se va a poner al frente de la batalla contra la inflación usando todas las herramientas legales con las que cuenta. No es posible que con la moneda estabilizada y las tarifas congeladas al igual que los combustibles, el precio de los alimentos siga creciendo”, manifestó y aseguró que van a “exigirles total responsabilidad a los formadores de precios”.

 “Debemos saber lo que pasó, quienes permitieron que ello suceda y quienes se beneficiaron con esas prácticas. Necesitamos no hacernos los distraídos ante lo ocurrido porque el riesgo que acarrea tal distracción es la concreción de un daño inmenso que deberían soportar varias generaciones de argentinos”, dijo cuando hablaba de la actualidad económica.

Fernandez habló de la “puerta giratoria”, pero no para hablar de inseguridad. Lo hizo para hablar de los dólares, diciendo: “Nunca más a la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada a su paso”.

“El propio Fondo Monetario Internacional ha señalado que la deuda argentina no es sostenible”, dijo al respecto de la deuda.

Luego habló de que enviará al Congreso un proyecto de Ley para el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero para que se promueva y estimule la inversión nacional e internacional en el sector y facilite el desarrollo de la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicios que nos permita crear cientos de miles de empleos directos e indirectos en los próximos años.

En opra parte del Discurso habló de AMIA diciendo que “la calidad institucional que pregonamos, solo se logrará si todos ayudamos a conocer la verdad” y expresó que ordenará “Agencia Federal de Investigaciones desclasificar los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en los juicios en los que fuera investigado el hecho y la responsabilidad de funcionarios del Estado en el encubrimiento del mismo. Lo mismo hará con toda documentación reservada que exista en el organismo sobre el tema.

Otros de los anuncios mas relevante fue el de “La reforma de la justicia federal”.

Al respecto dijo: !Como Presidente de la Nación, ante esta Asamblea Legislativa, vengo a asumir un compromiso inquebrantable. En este tiempo de la Argentina en el que nos toca gobernar, venimos a ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la Justicia y al nombramiento de jueces dependientes de poderes inconfesables de cualquier naturaleza.

Nos proponemos impulsar un reordenamiento de la Justicia Federal que evite el cajoneo o la activación de expedientes en función de los tiempos políticos, que impida la construcción de falsas causas, que acabe con la arbitrariedad en materia de detenciones y que impida para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho.


Con tal propósito, propiciamos la creación de un nuevo Fuero Federal Penal, que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

De ese modo, los delitos contra la administración pública en los que incurran funcionarios del Estado Nacional, dejarán de estar en manos de unos pocos jueces, para pasar a ser juzgados por más de medio centenar de magistrados. Estamos terminando para siempre en la Argentina con la manipulación de sorteos y la concentración de procesos que el oligopolio de los jueces federales ha permitido.

Los problemas de la Argentina no se resuelven con menos justicia sino con una mejor justicia.


Asimismo, de la mano de la puesta en marcha del nuevo sistema acusatorio penal, vamos a impulsar un fortalecimiento de toda la actuación de la justicia federal penal en las zonas más críticas donde el crimen organizado ha logrado desarrollarse a través del narcotráfico, especialmente en la zona de influencia de Rosario y Santa Fe.

El reordenamiento que impulsamos tiene un profundo sentido federal: consolida por un lado la autonomía de la ciudad de Buenos Aires con su justicia penal local, y aumenta la actuación de jueces y fiscales en la zona de Rosario y Santa Fe.

En esta última provincia, vamos a impulsar la creación de una nueva sala y una Secretaría de Narcotráfico en la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario.
Para fortalecer el Ministerio Público Fiscal y la aplicación rápida del código acusatorio, vamos a reforzar la creación de nuevos cargos auxiliares fiscales y asistentes fiscales bajo la órbita de un fiscal coordinador de distrito.


(…) Se trata de agilizar las causas, de evitar onerosas cuestiones de competencia y de optimizar el funcionamiento de los mejores recursos humanos del Poder Judicial.

Queremos desterrar para siempre las componendas entre el poder político y el poder judicial, sean del color partidario que sean. No nos merecemos como Argentina continuar con este deterioro.


Por eso, más allá de estas reformas puntuales que estaremos impulsando en los próximos días, he decidido la conformación de un Consejo para Afianzar la Administración de Justicia en la República Argentina.

Estará integrado por las más prestigiosas personalidades del mundo académico y judicial, y será un cuerpo consultivo del Poder Ejecutivo para el impulso de otras transformaciones de fondo en nuestro Poder Judicial.

Debemos optimizar el funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia; repensar el alcance del recurso extraordinario, mejorar el trabajo del Consejo de la Magistratura; instaurar el juicio por jurados cumpliendo el mandato constitucional; modernizar el código penal de la Nación; y fortalecer el rol del Ministerio Público.

Todos los proyectos que proponga este Consejo serán enviados a consideración del Congreso de la Nación.

Con respecto al narcotráfico dijo: “La lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y violento no es un show mediático, sino un compromiso estructural, sustentable y permanente para mi Gobierno (…) El derecho a la seguridad es una obligación del Estado. Ese derecho a la seguridad debe contener y proteger a todos y todas; debe atender urgentemente a las y los más segregados”.

Luego habló del hundimiento del submarino ARA San Juan. Tras recordar el caso dijo: “Vamos a honrar y mantener viva la memoria de los submarinistas ordenando el ascenso post mortem de cada uno de ellos”.

También se refirió a un proyecto para afianzar la soberanía territorial de la República Argentina sobre las Islas Malvinas..

Otro de los puntos mas importantes fue el ABORTO. “La democracia se sostiene en derechos. La democracia es igualdad y libertad, no es ni puede ser privilegio”.

El presidente dijo al respecto “Quiero ahora abordar un tema que llevamos mucho tiempo debatiéndolo entre nosotros. Se que para muchos, es un tema que tiene profundas implicancias personales.
La situación de las mujeres gestantes en Argentina presenta aspectos diversos. Distintos son los desafíos que enfrentan las mujeres que desean tener a su hijo de aquellos que asumen las que deciden interrumpir el embarazo.
Un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres para que estos procesos se desarrollen accediendo plenamente al sistema de salud.
La legislación vigente no es efectiva. Desde 1921 la Argentina penaliza la interrupción voluntaria del embarazo en la mayoría de las situaciones. Cien años después, la jurisprudencia da cuenta de lo ineficaz que resulta la norma desde un criterio preventivo. Está visto que son muchas las mujeres que no se sienten conminadas por la pena prevista para el aborto y que recurren a el para interrumpir sus embarazos.
La existencia de la amenaza penal no solo ha sido ineficiente demostrando que el devenir social transcurre más allá de la misma norma. También ha condenado a muchas mujeres, generalmente de escasos recursos, a recurrir a prácticas abortivas en la más absoluta clandestinidad, poniendo en riesgo su salud y a veces su vida misma
Todos saben de lo que estoy hablando. El aborto sucede. Es un hecho. Y es solo esa hipocresía que a veces nos atrapa, la que nos hace caer en un debate como este.
Un Estado presente debe proteger a los ciudadanos en general y obviamente a las mujeres en particular. Y en el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos.

Por eso, dentro de los proximos diez días, presentaré un Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar.

Luego explicó que en simultáneo se lanzará un contundente programa de educación sexual integral y prevención del embarazo no deseado.

“Nuestro propósito es también llegar a las mujeres de nuestro país en situación de vulnerabilidad social en la etapa que más necesitan la presencia del Estado: durante el embarazo, nacimiento, puerperio y primeros años de crianza”.

“Junto a la ley que buscará legalizar el aborto, enviaremos al Congreso Nacional un proyecto de ley que instaure el Plan de los 1000 días, para garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros años de vida.

Por esa vía queremos reducir significativamente las tasas de mortalidad y desnutrición, proteger los vínculos tempranos, el neuro desarrollo y la salud de madres e hijos de manera integral.

Estamos seguros que de este modo estamos ampliando los derechos de la mujer y dando protección a las que necesitan más apoyo en el momento del embarazo”,
agregó.

Al respecto de la educación expresó “Nuestro objetivo es democratizar el acceso al conocimiento y lograr romper las desigualdades de cuna con que ingresan al colegio nuestros chicos y nuestras chicas.

Para ello, es fundamental garantizar el efectivo cumplimiento de las leyes vigentes cuyos consensos fueron construidos por todos los partidos políticos con representación parlamentaria”.

Luego remarcó que es necesario “Educar, educar y educar para que haya futuro”.

“A diferencia de la inmensa mayoría de los argentinos, hay quienes todavía no comprenden que todos estamos subidos a un mismo barco. Que nuestra suerte será la misma como país y como sociedad. Y que por eso necesitamos trabajar conjuntamente. Todos unidos”. Dijo en pos de “Poner a la Argentina de Pie”.

Para esto invitó a trabajar en conjunto a los sectores sociales, a todas las provincias, a todas las fuerzas políticas. “El futuro está en nuestras manos y es con todos”.

De este modio dio inaugurado en nuevo ciclo de sesiones en el Congreso Nacional.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

MÁS NOTICIAS