14/10/2019 - Edición Nº313

Rincón Mascotero | 4 sep 2019

ARCHIVO 2017

Pasó una semana en la tumba de su dueño

Acompañó el cortejo fúnebre de su dueño y no se fue de su tumba.


Archivo 2017

La imagen que conmovió a todos en el Cementerio de Cañuelas: Un perro está junto a la tumba de sus dueños desde hace más de una semana.
 
El animal acompañó el cortejo fúnebre de su dueño, marcando el paso firme delante de la caravana de autos. “Firulai”, como lo llaman ahora los empleados del cementerio, sabia el camino a la perfección porque hace unos meses había fallecido la esposa de este hombre y juntos iban al lugar a diario.
 
Para sorpresa de todos y conmoviendo a más de uno, cuando todos se retiraron del lugar después de enterrar al hombre, su perro se quedó firme al pie de la tumba.
 
La lealtad del perro es emocionante y muchos aseguran que es la primera vez que ven algo así en el cementerio. Amablemente los empleados del lugar lo han alimentado y le han dado agua durante estos días.
 
TEORIA: Según explican algunos estudios psicológicos "los perros tienen un cerebro equivalente al de un niño de dos o tres años” y son capaces de experimentar dolor, tristeza e incluso depresión, aunque probablemente "carece de la inteligencia emocional necesaria para comprender la permanencia de la muerte". De aquí puede interpretarse que sea el porqué de no entender la muerte como algo irreversible.
 
Un número mayor de investigaciones sobre cognición canina muestran que son animales emocionalmente complejos con un alto grado de inteligencia social. De hecho, son capaces de comprender el lenguaje humano, el tono de su voz, su lenguaje no verbal e incluso sus miradas para descifrar lo que le están diciendo. Es esta "intuición social" lo que permite a los perros establecer lazos estrechos con los seres humanos y que, consecuentemente, genera estas respuestas conmovedoras de las mascotas cuando sus dueños se marchan para siempre.
 
Sin embargo, creen que si bien tienen la capacidad de comprender conceptos abstractos como la autoridad, la muerte puede escapar a su raciocinio.  
 
Cine: Siempre a tu lado, Hachiko - La película siempre a tu lado protagonizada por el actor Richard Gere, nos enseña el gran amor de un perro hacia su dueño. Está basada en un hecho real sobre hachiko, un perro japonés de la raza Akita que tras la muerte de su amo, estuvo durante 9 años esperándole en la estación donde su dueño cogía el tren a diario para acudir al trabajo.
 
La historia fue tan conmovedora y tuvo tal impacto social entre la población, que decidieron crear una estatua de bronce en honor al perro fiel, situada justo en la estación de Shibuya, donde el perro esperaba día tras día a su dueño. Un año después falleció Hachiko al pie de su propia estatua.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

MÁS NOTICIAS