23/04/2024 - Edición Nº1966

Política | 28 feb 2024

POLÍTICA

Plan Potenciar Trabajo: Afuera

Los beneficiarios se distribuirán en dos nuevos programas. Te contamos los principales cambios del decreto del Presidente, entre ellos la quita del control a los “piqueteros”.


Por:
CAÑUELAS AL DIA

El Gobierno nacional decidió eliminar el Potenciar Trabajo y el anuncio se hizo mediante la publicación del decreto que lleva la firma del presidente Javier Milei.

El Ministerio de Capital Humano, a cargo de la ministra Sandra Pettovello, anunció la redefinición y segmentación del Plan Potenciar Trabajo en dos programas especializados: el "Programa Volver al Trabajo" y el "Programa de Acompañamiento Social".

“Se trata de un nuevo paso decisivo hacia la optimización de la estrategia de inclusión social y laboral que tendrá el Ministerio”, aseguró Pettovello y explicó que “Potenciar Trabajo fue un plan ineficaz donde de 1.400.000 beneficiarios apenas el 1.3% consiguió un empleo formal”.

El “Programa Volver al Trabajo” se orienta a la población de 18 a 49 años y apunta a fortalecer las habilidades laborales y mejorar la empleabilidad, con el fin de incorporar a estos individuos al mercado de trabajo formal. Se estima que alrededor del 75% de los beneficiarios del Plan Potenciar Trabajo pasarán a este nuevo programa que, a través de un enfoque integral, proporcionará orientación y asistencia en la búsqueda de empleo, servicios de intermediación laboral, capacitación, certificación de competencias, y promoción de emprendimientos productivos.

 

Esta política, permitirá ser beneficiario del programa y mantener un empleo formal registrado, con ingresos de hasta tres Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVM).

Por otro lado, el “Programa de Acompañamiento Social” está centrado en los mayores de 50 años y en las madres de cuatro o más hijos, dos grupos con desafíos particulares en términos de inclusión y que requieren de un apoyo integral. Esta iniciativa no solo proporcionará asistencia inmediata, sino que también buscará empoderar a estos individuos a través de un acompañamiento en la construcción de capacidades y el fortalecimiento familiar.

Es importante destacar que, aunque los beneficiarios sean segmentados en uno de los programas, aquellos que estén en el “Programa de Acompañamiento Social” y estén interesados en participar en “Volver al Trabajo” tienen la libertad de hacerlo. Esto se alinea con la lógica de promover la autonomía y la libertad de elección de los individuos para buscar mejorar su situación laboral y de vida.

Principales cambios:

Los nuevos programas implementarán mecanismos que reduzcan la posibilidad de control y manejo discrecional de los recursos que tenían las Unidades de Gestión encargadas de coordinar y administrar las prestaciones y proyectos del programa.

Con Potenciar Trabajo, estas unidades recibían cerca de U$D 34 millones anuales para la realización de cursos y otras actividades que, según los informes, no resultaron efectivos en la promoción de empleabilidad o en la generación de empleo. Además, se eliminará el sistema de planillas de asistencia que permitía a estas unidades ejercer un control sobre quién recibía los pagos y quién no, facilitando así la intermediación.

La estabilidad en el número de beneficiarios a lo largo del desarrollo de Potenciar Trabajo, lejos de reflejar una gestión exitosa, demuestra la incapacidad para generar verdaderas oportunidades de desarrollo. Las causas de baja más significativas no se deben a una exitosa inserción laboral sino a procesos de fiscalización y control, que resultaron en la identificación de cerca de 50.000 casos de incompatibilidad, gracias a las denuncias de la justicia y al cruce de datos entre las bases del Potenciar, Synthesis y ANSES. A su vez, un número equivalente de bajas se atribuye a circunstancias inevitables como el fallecimiento o el alcance de la edad máxima permitida para participar en el plan.

De acuerdo con la información relevada, de un total de 1.400.000 participantes del Plan Potenciar Trabajo, solo el 1.3% consiguió transitar hacia un empleo formal. Esta situación puso de relieve la necesidad de revisar y optimizar el programa, implementando estrategias más efectivas que faciliten la integración de los beneficiarios al mercado de trabajo.

Fuente: Ministerio de Capital Humano

MÁS NOTICIAS