04/12/2022 - Edición Nº1460

Policiales | 26 sep 2022

POLICIALES

Casi lo matan a la salida de una fiesta: Buscan testigos

Sucedió en la madrugada del domingo. La victima tiene una herida de arma blanca detrás de la oreja.


Por:
CAÑUELAS AL DIA

En la madrugada del domingo, alrededor de las 6.50 am un grupo de amigos salía de una fiesta que se había realizado en un predio ubicado en la calle Pellegrini entre Tucumán y Córdoba.
 

La hermana de la víctima habló con Cañuelas al día y dio detalles de los minutos de terror que vivió su hermano. Belén explicó que habían dejado los autos estacionados en la calle Tucumán entre Pellegrini y C. Manuel Savio.

Una vez dentro de los vehículos, vieron que un sujeto se acercaba de forma sospechosa al auto de uno de los amigos y comenzó raídamente a arrojarle piedras. Belén dijo que su amigo bajó del auto para frenar al atacante y que ahí vieron que esta persona sacaba “algo” de la cintura.

En ese momento su hermano Agustín (25) bajó del auto. “Ahí es donde de la nada salen del monte 10/15 sujetos directo a mi hermano, le pegaron con cascotes, patadas, puños y lo apuñalaron detrás de la oreja con un arma blanca”, relató Belén, recordando el terror que vivió esa madrugada.

Ella recuerda que Agustín les pedía que paren. Eran 15 contra un chico que estaba caido y sobre todo, a diferencia de ellos, estaba desarmado.
 

Su hermano comenzaba a desvanecerse y con la poca fuerza que tenía intentó subirse al auto. Cuando quiso hacer marcha atrás, “el apenas podía manejar”. Allí la misma persona que lo había herido le arrojó una botella en la luneta del auto.

“La policía al lado y se dio a la fuga por el monte”, manifestó Belén. “La policía claramente ni movió en perseguirlos, solamente nos apuntaban a nosotros para que nos vallamos”, agregó.

La joven aseguró que “estaba claramente todo armado para robar. Nos pasó a nosotros, pero le podría haber pasado a cualquiera que pase por esa calle”. Las victimas de este caso aseguraron públicamente en sus redes sociales también, que la policía que había en el lugar (creen que eran unos cuatro patrulleros) no hicieron nada en el momento del ataque y después tampoco prestaron colaboración para que una ambulancia llegue al lugar a atender a Agustín.

Con una herida en su cabeza a la altura de la oreja, su hermana y amigos lo llevaron directamente a la guardia del Hospital Cuenca alta. “Les agradezco porque lo atendieron enseguida. Lo limpiaron, lo cocieron, le hicieron tomografía, laboratorio, ecografía abdominal, inyectable para el dolor y quedó internado en observación 5hs aproximadamente” explicó Belén.

Agustín se encuentra en shock por lo vivido y ahora buscan testigos presenciales o bien quienes puedan aportar imágenes de cámaras de seguridad. Hay que tener en cuenta que esto sucedió en una de las arterias de acceso y salida mas importantes de la ciudad, y a una cuadra del Corralón municipal.

MÁS NOTICIAS