03/07/2022 - Edición Nº1306

Política | 5 mar 2021

UDAONDO

Mayol: Conciliación obligatoria, una denuncia penal y la idea de cerrar definitivamente la fábrica 

La pyme atraviesa una crisis sin precedentes. Los abogados presentaron denuncias por los destrozos y el faltante de varias cosas en la fábrica. “Yo quiero cerrar, estoy abatido”, dijo Dardo Mayol ante los vecinos que se acercaron a darles su apoyo. 


Por:
CAÑUELAS AL DIA

Luego de varias reuniones, finalmente llega una etapa de “conciliación obligatoria” entre la empresa de Lacteos Mayol y sus empleados en huelga desde hace cinco días. 
 

La empresa familiar está ubicada en la zona de Gobernador Udaondo, partido de Cañuelas. Su situación es crítica. Un grupo de delegados acampo en sus tranqueras e impidió el trabajo por varios días. 
 
Con un tabo paralizado de forma violenta, recibieron el apoyo de colegas de la zona que les recibían la leche para que no tengan que seguir desperdiciándola de a miles de litros.  Pero parece que el apriete llegó también para ellos y si seguían colaborando con Mayol corrían el mismo destino. Así lo aseguró Dardo ante el grupo de vecinos que marchó en apoyo. 
 
La situación en Lácteos Mayol es tan triste como desesperante: “Yo quiero cerrar, estoy abatido”, dijo Dardo quien además aseguró que actualmente no se sientes dueños de la fábrica debido a la toma del lugar. 
 
Relató las horas de terror que vivieron junto a sus sobrinas diciendo “estábamos solos rodeados de 40 delincuentes. Nos cortaron la luz cuando quisimos trabajar”. También aseguró que al día siguiente, al darse cuenta que habían encendido el generador para poder trabajar, lo destrozaron y también les rompieron las cámaras de seguridad y tiraron unos 1000 litios de gasoil que se usan para las maquinas del campo. 
 

“La única arma contra esta gente es grabarlos, porque si no se ve no existe”, agregó. Mayol dijo que también el apriete no solo se focaliza en la empresa, sino que ya han sido “apretados” y escrachados violentamente en sus casas particulares. 

En un aspecto más político de la situación se refirió al Gobierno nacional diciendo que no daban ningún tipo de apoyo a las Pymes y luego su abogado agregó que si bien hubo reuniones con el municipio donde se demostró una buena predisposición, “nadie se la juega”. 
 
 Paulina Mayol, tercera generación de la familia fundadora de la empresa, agradeció a la comunidad por el apoyo y dijo que mueve cielo y tierra todos los días para resolver el conflicto. 

Por los daños a la empresa, ya se presentó una denuncia penal. “El apoyo del pueblo tiene más fuerza que cualquier sindicato” manifestó el abogado de la familia Mayol, Juan Beluardo a los presentes. 
 

El Ministerio de Trabajo, Delegación Lobos, dictó la conciliación obligatoria. La empresa y los empleados tiene un periodo de 10 días para resolver el conflicto. Mientras tanto deberán levantar el acampe.  
 
Tambien te puede interesar: El video en apoyo a Lacteos Mayol de Patricia Bullrich
 

NOTICIAS RELACIONADAS