13/11/2019 - Edición Nº343

Interés General | 3 jul 2019

El Hospital Regional amplió la capacidad de internación en el área de aislamiento del servicio de Neonatología

El servicio de incorporó dos incubadoras de cuidados intensivos de alta complejidad y una ultraliviana con baterías para transporte, tres respiradores de A.C, una servocuna radiante, 10 blender aire-oxígeno, 6 equipos de luminoterapia led y 8 calentadores humidificadores.


Infecciones Respiratorias -  Hospital Regional de Cañuelas
 
Las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) constituyen uno de los problemas de salud más importantes para la población infantil de los menores de cinco años y una de las principales causas de mortalidad infantil reducible. En época invernal son responsables del 50% de las internaciones y del 70% de las consultas ambulatorias.
 
El Hospital Cuenca Alta SAMIC amplió a cuatro posiciones la capacidad de internación de alta complejidad en el área de aislamiento del servicio de Neonatología, con la adecuación del equipamiento de obra, incorporación de equipos de última generación, refuerzo para el período invernal del recurso humano especializado y disposición de stock critico de insumos.
 
En el invierno el sistema de salud tiene una gran demanda de atención por patologías respiratorias y muchas veces se ve superado por la situación, en particular en el caso de los menores de 2 años que presentan mayor dificultad en el diagnóstico, valoración de la gravedad y tratamiento. En cuanto a la mortalidad referida a las IRAB, la mayor incidencia es en los menores de un año, especialmente en los primeros tres meses de vida.
 
Para el servicio de Neonatología fueron adquiridas dos incubadoras de cuidados intensivos de alta complejidad y una ultraliviana con baterías para transporte, tres respiradores de alta complejidad con calentador servocontrolado, servocuna radiante, 10 blender aire-oxígeno y seis equipos de luminoterapia led y ocho calentadores humidificadores.  
“Es muy importante la dotación de equipos de última generación que se suman a los ya disponibles, destinada a la atención de bebés prematuros y de término que padecen afecciones pulmonares críticas. Esta incorporación nos permite fortalecer la atención en cuidados neonatales de mediana y alta complejidad, e incrementar la disponibilidad de incubadoras de aislamiento”, destacó la doctora María José Arrúa, jefa de Neonatología del HCA.
 
Esta disponibilidad estratégica en la dotación de equipamiento y recursos que permite ampliar la cobertura asistencial a la red sanitaria de la Cuenca Matanza Riachuelo, es parte de la planificación anual proyectada por el Consejo de Administración del establecimiento, dirigida a fortalecer e incrementar sus prestaciones en red como efector público en salud.
 
  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

MÁS NOTICIAS